27 nov. 2016

RMS Gigantic

    Os dejamos unas fotos de la maqueta en escala 1/48 del RMS Gigantic totalmente acabada.

         Un saludo.

         La Dirección.
RMS Gigantic. 1/48.

RMS Gigantic. 1/48.

RMS Gigantic. 1/48.

RMS Gigantic. 1/48.

RMS Gigantic. 1/48.

RMS Gigantic. 1/48.

22 sept. 2016

Grand Central Terminal. Escala HO. (2)


Grand Central Terminal. Sección longitudinal.
Grand Central Terminal. Escala 1/87.
  
   Hemos dedicado esta semana a la elaboración de una serie de planos detallados de la Terminal Grand Central y que están destinados a ser expuestos en el Museo como complemento a la maqueta ferroviaria.
   Los planos, realizados en Autocad, constan de dos fases. En la primera de ellas se reproduce el desarrollo general de la Terminal y en la segunda los datos y medidas de la misma.
   La planimetría que se está realizando se basa en la revisión de la Terminal realizada en 1952. Las secciones están actualizadas pero los esquemas de vías no. Os dejamos dos de los nuevos planos realizados esta semana y un vídeo con fotos antíguas de la construcción y operación de la infraestructura. Que los disfrutéis.
 
Grand Central Terminal. Disposición de vías y plataformas del nivel inferior.
Un saludo.

José Luis Blanco García. Director. Museo Grand Central.

14 sept. 2016

Puesta a punto del Museo.

La nueva maqueta "Belfast" en escala 1/700, representa los astilleros Harland & Wolff en el momento de la construcción del  RMS Titanic. Este puede verse dentro del dique de Abercorn. En realidad el Titanic nunca podría haber estado amarrado en ese lugar por problemas de espacio y de calado, pero hemos decidido hacerlo así para comparar la escala del buque con el grueso de las instalaciones en tierra.
Puesta a punto del Museo Grand Central.
    
     Si de algo se percatan nuestros visitantes, es de que este Museo crece semana a semana. Cualquiera que venga una vez y tarde en volver seis meses, se encuentra con infinidad de cosas nuevas y mejoras considerables en las maquetas y buques que ya ha visto. Ya hemos hablado de la nueva maqueta de Belfast en una entrada anterior así como de los nuevos buques de gran tamaño que ya pueden verse en la sala de exposiciones del Museo. Estos buques ya están completamente operativos y terminados al cien por cien pero su ubicación es temporal pues, los nuevos navíos irán instalados en una nueva base naval, englobada dentro de la nueva maqueta ferroviaria,  donde podrán verse en todo su esplendor y desde diversos puntos de vista. Como es habitual aquí y como ya hemos comentado en anteriores entradas, lo importante a la hora de exhibir un modelo a escala es poder permitir que el público pueda establecer una comparación adecuada del buque - o de lo que sea menester - con algo que esté a su alrededor.
     Los dos nuevos Acorazados de la Clase Iowa, construidos en escala 1/72, irán emplazados en un decorado - dentro de la maqueta ferroviaria - ambientado en el canal de Panamá y el nuevo Portaaviones USS Lexington junto con el Crucero nuclear USS Long Beach, en estos momentos guardado en la Naftalina, podrán verse en los muelles de la base. De ese modo diversificaremos los nuevos decorados y expondermos los buques del modo adecuado.
El nuevo Acorazado USS Wisconsin de la Clase Iowa y detrás de él el nuevo Portaaviones USS Lexington, ambos en escala 1/72.  Se trata de maquetas de un tamaño nada corriente y que no resultan fáciles de ver en Museo alguno.
         Al margen de todo esto, la construcción de la Terminal Grand Central en escala 1/87 continúa a toda velocidad.  El 16 de Septiembre estará acabada toda la estructura básica de los lazos de retorno y el Sábado comenzaremos a instalar la estructura metálica de soporte. Toda la zona sur de la Terminal consiste en una serie de complicadas estructuras en curva y por ello lo último que se debe hacer en esta fase del trabajo es correr. De todos modos llevamos adelanto sobre el calendario previsto y en seis meses  -si tenemos salud y fuerza - podremos ver toda la estructura de la Terminal Grand Central acabada. 
Otra vista del Acorazado USS Wisconsin y del Portaaviones USS Lexington en escala 1/72. Detrás de ellos y colgados de la pared se pueden ver algunos dibujos realizados hace un cuarto de siglo por un servidor. 
         Os dejamos unas cuantas fotos nuevas de los buques y de la nueva maqueta en escala 1/700. Esperamos que os gusten!

       José Luis Blanco García. Director.
"Belfast" en escala 1/700.

El Acorazado USS Wisconsin y el Portaaviones USS Lexington en escala 1/72.


Los dos buques en una curiosa vista en la que se pueden apreciar las formas del casco del Acorazado.

29 ago. 2016

Grand Central Terminal. Escala HO.


Grand Central Terminal. Nueva York.
Grand Central Terminal. Escala HO.

    Como ya hemos comentado anteriormente, estamos enfrascados en la construcción de una maqueta ferroviaria de unas dimensiones nada corrientes.
    Cuando llegó el momento de decidir qué tipo de maqueta y que tipo de decorado íbamos a realizar en la instalación, jamás pensamos en hacer algo habitual o algo que ya estuviera inventado. Por otra parte a nosotros no nos gustan las cosas fáciles y sencillas. Solo hay que visitar el Museo para darse cuenta de ese pequeño detalle.
    Sin duda, lo más cómodo a la hora de construir la maqueta ferroviaria habría sido hacer lo que todo el mundo hace pero a una escala un poco mayor. Quiero decir que la vía fácil habría sido agotar los catálogos de edificios y kits de montaje de plástico, comprar los puentes e infraestructuras ya hechos y realizar un decorado tradicional, entendiéndose como tal, la montañita de yeso y cartulina aliñada con los edificios de compra. Bien. Eso jamás se ha planteado pues hay algo que numerosos clientes que nos han visitado nos han comentado acerca de algunas de las maquetas ferroviarias que están expuestas aquí en España y en el extranjero. El comentario consiste en: “Jose, todas esas maquetas son muy bonitas pero son todas iguales” .
Un tren de película sobre un bonito puente.....que cualquiera puede adquirir pues es de catálogo.
   En efecto, si uno se pone a visitar una gran parte de esas instalaciones y las compara comienza a ver los mismos edificios repetidos pues son de catálogo e incluso en instalaciones lo suficientemente grandes se pueden ver los edificios repetidos dentro de la misma maqueta. Es perfectamente válido pero desde nuestro punto de vista es hacer las cosas un poco tiradas por los pelos. Si la maqueta es lo suficientemente grande, como es el caso de algunas, se pueden llegar a agotar todos los catálogos y referencias existentes en el mercado y hay que recurrir a instalar edificios repetidos. Hay quien dice que uno no se da cuenta pero eso canta más que un soldado en un desfile, evolucionando con el paso cambiado y el fusil en el hombro equivocado. Lamentablemente es así.
El viaducto de Martín gil construído artesanalmente en el Museo y bajo él, el mejor puente que se comercializa y que se puede adquirir en tiendas parece un poco cutre....¿No les parece?
   A pesar del tamaño del edificio del Museo, no había espacio para hacer la maqueta más extensa del Mundo. No todo el espacio útil del edificio se usaría para la instalación ferroviaria. Una parte considerable del mismo se usaría para la exposición naval – aún en desarrollo – y otra parte para el laboratorio de trabajo además de una zona de mantenimiento totalmente necesaria e imprescindible. Por tanto había que escoger algo original, único y que en esencia no existiera en parte alguna.

Una tarde de cine.

Hace diez años compré una serie de películas clásicas en DVD. En casa siempre nos ha encantado el cine y estas películas eran especiales pues las habíamos visionado innumerables veces en los cines de Madrid. De hecho habíamos asistido al estreno de algunas con no pocas dificultades y no sin tirar de alguna amistad para estar en el evento. Una de estas películas era Supermán. Tras preparar la cena, entramos en la habitación donde se hallaba el proyector de cine, habilitamos la mesa y las butacas y comenzamos a revisar la película para ver como había envejecido. Eso lo ha hecho bastante bien pero en el momento en que Otis – el ayudante de Lex Luthor – baja a los andenes de la Terminal Grand Central, salta a la vía y tras sortear a una enorme locomotora EMD-FL9, se introduce en la entrada secreta a la guarida de su jefe, todo se nos vino a la cabeza.
-        Eso es lo que vamos a hacer. Haremos la Grand Central Terminal – dije.
    De ese modo y con una divertida sesión de cine quedó resuelto el problema de qué se iba a hacer con la maqueta ferroviaria.

Grand Central Terminal.

La maqueta ferroviaria del Museo no sería la más extensa pero tendría la Terminal ferroviaria más grande del Mundo. Además con una complicación severa y es que la Terminal es una estructura totalmente subterránea y de una complejidad fuera de serie.
   Una vez decidido lo que se iba a hacer, se continuó con las obras del Edificio del Museo que se terminó a un nivel adecuado en el año 2013. Una vez hecho esto, decidimos a su vez comenzar abriendo el Museo con la Fase de la exposición naval y de dioramas. De este modo comenzaríamos a abrir brecha en la clientela, a generar un boca a boca, algunos ingresos más y experimentar con la explotación. Una vez hecho esto, era en momento de comenzar con la planimetría de la maqueta que prometía ser espeluznante.
Esquema de desvíos y señales del nivel superior de la Grand Central Terminal.  El diseño de vías de la maqueta está prácticamente calcado de este desarrollo. ¿Si una cosa es buena por qué la vas a cambiar?
   Lo primero fue recopilar toda la información posible acerca de la Terminal. Existe abundante bibliografía acerca de la misma y también hay excelentes páginas web muy elaboradas de donde se ha podido sacar cantidad de información técnica. Los planos de la disposición de vías y unas secciones de la Terminal fueron enviados gustosamente por el Arquitecto Jefe de la misma, el Señor George Monasterio, que estuvo encantado de colaborar – en la medida de lo posible – con la realización del Proyecto. Con todo esto – unos 3000 folios – encima de la mesa comencé con la realización de la planimetría en Autocad.
Captura de pantalla de Autocad con los primeros diseños de la estructura de la Terminal.
Construcción de la base estructural de la Terminal Grand Central. Base del lazo inferior.

La base del lazo inferior visto desde el norte.

Vista general del inicio de la construcción de la Terminal. inicio de las curvas del lazo y e instalación de pilares de base de cemento.

Elevación del lazo inferior y el carretillo de cemento. Hasta la fecha se han gastado 890 como este.

Vista general de la obra de la terminal con los pilares de cemento ya terminados y el lazo inferior subido a su máximo nivel.

Otra vista donde se aprecia el muro exterior de soporte. Este muro sirve a la vez para darle profundidad y escala a la maqueta.

El muro de contorno del lazo inferior ya elevado y el inicio de las obras en la subestación eléctrica.

Trabajos en uno de los subniveles con una plancha de hormigón recién vertido.

Vista general de la obra con la estructura de hormigón del lazo inferior ya terminada. La línea de pilares más estreechos forman la crujía de la Terminal que aquí vemos aún sin hormigonar.
   Nada más ver los planos y las fotografías de los andenes, yardas e instalaciones subterráneas, ví que había que llegar a un compromiso entre la realidad y la practicidad a la hora de construir aquello. Quiero decir que, al ser un subterráneo plagado de pilares y muros de carga había que colocar éstos en número suficiente para que fuera realista pero a la vez de modo que el público pudiese ver toda la instalación sin el excesivo obstáculo de los mismos. Por otra parte observé que sería necesario elevar la altura de los túneles para poder permitir una visión correcta de los mismos así como para poder realizar el mantenimiento de las vías e instalación eléctrica. La distribución de vías de la Terminal es tremendamente racional y perfecta para los propósitos de la maqueta pues dispone de dos lazos de retorno en la parte sur que facilitarían la circulación ininterrumpida de trenes sin molestar a las maniobras en las yardas centrales y laterales.
   A medida que el trabajo en la planimetría iba avanzando, me iba dando cuenta de que la sencillez de diseño de la Terminal facilitaba más y más el trabajo. Los desvíos están agrupados en una zona junto con las señales. Todo está ordenado y concentrado en ciertos lugares y eso a la hora de la realización sería de mucha ayuda.
   En cierto momento de la planificación, hubo que decidir con qué materiales se iba a construir la maqueta de la Terminal Grand Central. A pesar de los consejos de algunos “expertos” – expertos en decir gilipolleces – rechazamos la madera de inmediato. Primero por las condiciones climatológicas tan salvajes que tenemos aquí y que ya hemos mencionado anteriormente y segundo porque en una instalación que va a ir llena de cables, transformadores, leds, tubos de vapor caliente y locomotoras chispeantes corriendo alocadas por la vía, no nos parecía lo más seguro ni lo más adecuado. No podíamos hacer una maqueta que fuera propensa a incendios de modo que tiramos por lo mejor y lo más sencillo. Construiríamos la maqueta de la Terminal del mismo modo que está construida la de verdad. Acero, Hormigón, ladrillo y piedra conformarían la estructura de la maqueta. Con esto habría además una ventaja. Si vas a hacer algo enorme y de hormigón, es una estupidez hacerlo de madera, de plástico o de otra cosa y luego patinarlo para que parezca hormigón. Sale diez veces más barato hacerlo en el material original y además tiene la ventaja de que envejece solo y dura toda la vida. Lo mismo es aplicable a las salas de mármol o a las de piedra natural.
Una de las salas inferiores realizada íntegramente en piedra natural, plaqueta de mármol y termoblock de 14 cm. Esta sala lleva del orden de 800 piezas de plaqueta de marmol cortadas a medida y unos ciento veinte kilogramos de piedra.

¿Por qué vas a hacer algo así de madera o plástico y luego hacer que parezca hormigón? A esta escala de trabajo no tiene sentido.

Un detalle de la Sala inferior. Otra ventaja de construir así una maqueta es que puedes andar sin miedo por encima de ella para realizar todo tipo de labores de mantenimiento y trabajos. De otro modo sería difícil cuando no imposible.

Fotografía del fondo de la Sala inferior. Los remates finales incluirán una decoración con espejos incrustados en el mármol y lámparas de araña hechas artesanalmente.

   La estructura de madera se desestimó, al margen de los motivos de seguridad, por otro asunto. La maqueta de la Terminal Grand Central reproduciría un sector de la Isla de Manhattan comprendido entre las calles 42 y 59 y entre las Avenidas Lexington y Madison. El nivel de la calle se situaría a un metro setenta sobre el nivel del suelo del Museo con el fin de que el personal pueda ver los túneles seccionados a una altura más o menos correcta y sobre este, van los rascacielos que se elevan en algunos casos hasta los seis metros de altura sobre el suelo. Los edificios más altos se construirían en plástico ABS ignífugo pero los más bajos se harán de mármol y piedra natural sobre una estructura de acero. De inmediato deducimos que el peso que tendría que soportar la base de la Terminal sería tremendo y eso sin contar que, si en teoría llenáramos todas las vías de la Terminal con trenes, el peso de los mismos sería de unas cuatro toneladas. Estamos hablando de cifras considerables que ya requieren de un cálculo adecuado. A tal efecto, la base estructural de la maqueta de la Terminal, descansa sobre una losa de hormigón armado de cincuenta centímetros de espesor. Bajo ella hay una capa de drenaje de un metro de espesor construida a base de canto rodado. Sobre todo esto se levanta la estructura de base en la que ya podemos ver los niveles inferiores. El peso de todo esto hasta el nivel actual de las obras es de trescientas toneladas. La estructura de base va equipada con dos juntas de dilatación disimuladas que hasta ahora han dado un excelente resultado y con el fin de contrarrestar los efectos extremos
Una de las estaciones inferiores con el trabajo de revestimiento prácticamente acabado. Pueden observarse los dos andenes en la parte baja.
de la dilatación y contracción, todas las plaquetas de mármol se han colocado con una cierta tolerancia y no se ha usado cemento o pegoland en su fijación. Esta se ha realizado con sikaflex, muy flexible y que permite a la losa moverse con los cambios de temperatura sin provocar su agrietamiento.
   La estructura delantera, donde están ubicados los lazos de retorno va construida íntegramente el ladrillo y hormigón armado y es sin duda la parte más complicada de toda la Terminal.
   En esta zona, hay alguna decoración y vigas falsas de madera pero en una proporción muy pequeña y debido, sobre todo, a la complejidad de realizarlas en acero. Estas vigas no soportan peso alguno y solo son decorativas pues el peso de todos los edificios de esa zona descansa sobre la estructura de hormigón del lazo.
Obras de construcción de los lazos de la Terminal. En el centro, uno de los generadores auxiliares.

Otra vista del lazo inferior en construcción. Al fondo se aprecia el paso del lazo superior con un tubo de descarga.

Zona del generador auxiliar y vista de una de las bajantes principales de alcantarillado.
   Tras los lazos y sobre la estructura de base, se alzará la estructura de acero con los dos niveles y sobre los que se instalarán 201 vías. No todas las vías estarán equipadas con plataformas o andenes. De hecho, la explotación práctica de la maqueta de la Terminal será similar a su homóloga de la vida real. Serán en total 44 plataformas y 67 vías de tráfico. El resto de las vías se distribuyen en cuatro yardas de mantenimiento y almacenaje. Dos de las yardas estarán ubicadas en el nivel superior y dos en el inferior. La cifra de 15.000 leds puede impresionar al más pintado pero la propia fisionomía de la Terminal facilita mucho la instalación de los mismos así como de los tubos de vapor que servirán para la ambientación general.
   Ya podéis ver las obras de la Terminal durante las visitas y en un par de semanas organizaremos alguna visita especial por el interior de las obras, eso sí, con un número de público limitado y en fechas concretas.
   Sobre la estructura de acero citada que se alza hasta el nivel de la calle, podremos ver finalmente la ciudad. Por motivos logísticos y porque vemos que es lo que le gusta al público, los edificios ubicados sobre la nueva Terminal se irán acabando por fases. Abriremos la Terminal con un buen número de ellos pero tardaremos un poco en acabarlos todos para que además la labor no se llegue a hacer tediosa. De todos los Edificios ya tenemos construido el más difícil. Se trata del Edificio Chrysler tan famoso y característico. En estos momentos le estamos instalando la iluminación de Led pero al Chrysler le acompañarán el Edificio Helmsey, el Hotel Waldorf Astoria – bajo el cual hay una yarda de la Terminal de lo más interesante y de la que hablaremos en breve – el Edificio Lincoln, el Edificio Graybar y bastantes más.
 
Unas pruebas de iluminación del Edificio Chrysler en escala 1/87 y que formará parte del  complejo de la Terminal Grand Central.
 
Contrariamente a lo que se suele hacer en las demás maquetas ferroviarias, en las cuales primero se pone la vía y luego se hace el decorado alrededor de ella, en la maqueta de la Terminal no es así. No se puede poner una vía mientras toda la estructura no esté lista e incluso en la parte trasera de la instalación que es un decorado más tradicional, se va a hacer así. Otra ventaja de la construcción de esta instalación subterránea es que no es necesario ocultar nada del cableado. Este, al igual que en la realidad, va suspendido por fuera de las vigas o junto a las vías, formando parte del decorado. De hecho cuanto más cableado haya tanto mejor.
   Como veis, aquí no tenemos tiempo para aburrirnos. La semana que viene prepararemos la segunda entrada acerca de la construcción de la Terminal y a ver si es posible colgar aquí en breve unas fotos del primero de los edificios ya montado sobre la estructura de los lazos.

Un saludo a todos.

José Luis Blanco García. Director. Museo Grand Central.

24 may. 2016

"Belfast". 1/700.



Diorama "Belfast" en escala 1/700. Fase de construcción.

Diorama “Belfast”.

   Sin duda alguna, los grandes buques que tenemos expuestos en el Museo son las piezas que más llaman la atención al público. No obstante, los dioramas en escala 1/700 que se han ido añadiendo en los últimos meses a la muestra expositiva también son objeto de la atención del personal a pesar de su menor tamaño.
   La escala 1/700 es muy adecuada para reproducir en una maqueta grandes instalaciones industriales, buques e incluso ciudades en un espacio relativamente reducido y con un buen nivel de detalle. En realidad el nivel de detalle puede ser el que uno quiera en función del tiempo y del dinero que se desee invertir en el trabajo en cuestión.
   El próximo diorama en esta escala que va a ser añadido a la muestra expositiva del Museo Grand Central, es “Belfast”. Se trata de una reproducción parcial de los astilleros Harland & Wolff, que incluye el pórtico de Arrol, los diques secos de Alexandria y Thompson, además de otras instalaciones importantes. Los materiales empleados en la construcción de la maqueta son los habituales: Madera, metacrilato y plástico.
 
Diorama "Belfast" en escala 1/700. Fase de construcción.
 
La construcción de este diorama, entra dentro de una serie de trabajos bastante elaborados y relacionados con los Transatlánticos de la Clase Olympic que estamos llevando a cabo en el Museo. Estos trabajos, que estarán acabados a medio plazo y han comenzado con la construcción de la maqueta citada, consistirán en la construcción de uno de los motores del Titanic a una escala considerable, la preparación de una sección longitudinal completa y en relieve del buque y por último, la construcción del RMS Olympic a una escala que aún esta por definir.
   Os dejamos unas fotos del despiece y de los primeros pasos de la construcción del Diorama.

Un saludo. 

El RMS Titanic en escala 1/700 durante la fase de preparación para añadirlo al diorama.

6 mar. 2016

Terminado el nuevo Acorazado.



El Acorazado USS Wisconsin durante la fase final de puesta a punto.
Hola a todos.

    El Acorazado USS Wisconsin en escala 1/72 está totalmente terminado y en estos momentos estamos realizándole unas obras de adecentamiento consistentes en pequeños remates de pintura, instalación de los guardapolvos de la artillería y poco más.
    De modo que para el Martes ya podremos verlo en la Sala en toda su magnitud. El Diorama del Acorazado es provisional. Como ya sabéis, estamos construyendo otro Acorazado gemelo del USS Wisconsin y ambos ocuparán un nuevo diorama de unos ocho metros cuadrados ambientado en el canal de Panamá.
    El segundo Acorazado de la Clase Iowa en escala 1/72 es el tercero de los grandes buques de gran tamaño de un total de cinco que pensamos construir. El cuarto buque es otro Acorazado del cual no vamos a dar por ahora dato alguno pero podemos adelantar que es mucho mayor que estos dos. Las medidas del mismo serán 285 metros de eslora, 38 de manga y un desplazamiento de unas 73.000 toneladas. Los aficionados puestos en la materia ya pueden ir haciendo sus cábalas acerca de qué Acorazado es pero de momento los vamos a dejar en ascuas hasta que el buque esté listo como mínimo al 50%.
El Acorazado USS Wisconsin durante la fase final de puesta a punto.
    Con estos nuevos y grandes navíos vamos a ir sustituyendo algunas de las maquetas del Museo con el fin de mejorar la calidad de la muestra expositiva del mismo. Simultáneamente, las maquetas que se retiran están sufriendo una profunda restauración y una serie de mejoras con el fin de dejarlas al nivel de las demás. Cierto es que muchas de estas maquetas que ahora están en proceso de restauración tienen unos veinte años y en cierto modo vale más repararlas que hacerlas nuevas pero tienen cierto valor sentimental y eso no hace viable su desguace.
   Esta semana además, tendremos un nuevo buque en la Sala de exposiciones del Museo. Se trata del Crucero nuclear USS Long Beach en escala 1/72 que en estos momentos está sufriendo una serie de mejoras así como un nuevo esquema de pintura y aparejo. Es un navío con una extraña librea pero de sumo interés desde el punto de vista técnico y podríamos decir histórico.
El Acorazado USS Wisconsin durante la fase final de puesta a punto.

   Hemos comentado hace tiempo que está previsto el traslado del Portaaviones Japonés Akagi en escala 1/72 al Museo pero por motivos técnicos ese traslado no se ha podido hacer hasta la fecha de modo que en lo que respecta a este barco tendremos que esperar un poco más. Eso al margen de que una vez aquí tendrá que sufrir una serie de reparaciones totalmente necesarias pues este buque se construyó en 1995.
    Esta misma semana vamos a ir poniendo fotografías de los avances de la construcción del segundo Acorazado de la Clase Iowa que estará ambientado en los años cincuenta y por tanto dispondrá de muchos más detalles que su buque gemelo. El USS Wisconsin está ambientado en los años 80 una vez hecha la reactivación. Reactivación muy interesante y complicada pero que confirió al buque un aspecto un tanto espartano. Lo bueno de disponer de los dos navíos ambientados en distintas épocas es que podréis comparar la evolución de esta clase de buques.
    Os esperamos en el Museo para disfrutar con vosotros de estas espectaculares maquetas.

    Un saludo a todos.

    José Luis Blanco García. Director.
El Acorazado USS Wisconsin durante la fase final de puesta a punto.

5 mar. 2016

Tercer aniversario del Museo Grand Central.


Puesta a punto del buque más nuevo del Museo. El Acorazado USS Wisconsin en escala 1/72.
El día tres de Marzo se cumplieron tres años de la apertura del Museo Grand Central en Pobladura del Valle. No hemos hecho ningún evento especial pues podríamos decir sin género de dudas que en el Museo no nos falta entretenimiento. Lo mejor que podemos celebrar es el hecho de que miles de personas  han venido a visitarnos en estos tres años desde los lugares más recónditos de España. Bilbao, Sevilla, Murcia, Santander, Madrid...incluso hemos tenido visitas de Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Bélgica. Cierto es que el Museo está funcionando de un modo distinto al que habíamos planeado y cuando decimos esto, nos referimos a que la clientela que estamos recibiendo es distinta a la que teóricamente iba dirigido el Proyecto. Hay que decir que eso nos ha beneficiado mucho.
El nuevo Portaaviones USS Lexington en escala 1/72.
   En lo que se refiere a la prensa local, podemos decir que no la hemos necesitado para nada ni la vamos a necesitar. No es adecuado que los contenidos del Museo ni la Empresa estén en boca de unos señores cuya mediocridad y estulticia es mayor aún que su mala educación. La clientela no viene por el hecho de que salgamos en un panfleto  que no sirve ni para repartirlo gratis en la boca del metro. Viene porque nosotros nos encargamos de buscarla. Así de sencillo. De modo, que “la prensa local” puede seguir pasando horas en el bar del pueblo contándole paridas al camarero u ocuparse de cómo la cigüeña se caga en el coche del Alcalde. Esos son sus contenidos de calidad y eso es para lo que vale. El Museo no necesita para nada a esta panda de paletos ni necesita llevarse bien con un retrasado mental aficionado al periodismo y a la botella que se dedica a escribir y a decir sandeces entre eructos de vino barato . Ahora veremos las razones.
El Portaaviones USS J.F.Kennedy en escala 1/72. Construído íntegramente en Pobladura del Valle.
   Nuestros clientes habituales, se percatan de que cada vez que vienen a hacernos una visita, hay cosas nuevas. Lo cierto es que el Museo está a día de hoy totalmente distinto al día de la apertura. Sin exagerar podemos decir que hemos doblado los contenidos en cantidad y en calidad. Desde el día tres de Marzo de 2013 hemos construido en el Museo – a la vez que hemos atendido las visitas – 47 buques en escala 1/700, 2 buques en escala 1/350, 1 portaaviones en escala 1/72, 2 acorazados en escala 1/72, 1 crucero nuclear en escala 1/72, 1 pieza de artillería en escala 1/35, 3 dioramas en escala 1/700, 1 diorama en escala 1/72, 48 aviones en escala 1/72 y una maqueta ferroviaria experimental. Asimismo se han construido para la maqueta ferroviaria “Grand Central”, 5 viaductos, dos fábricas y un rascacielos de 77 plantas en escala 1/87 además del 50% de la estructura de la Terminal.
 
RMS Gigantic en escala 1/48 en el vestíbulo del Museo.
 
Para poder construir todo esto ha sido necesario dibujar del orden de 500 planos en Autocad – algunos de ellos de una complejidad bastante interesante – y realizar jornadas de trabajo de hasta 14 horas. Todo esto se ha financiado únicamente con las entradas vendidas en taquilla. No hemos necesitado para ello a político alguno y mucho menos a algún panfletero de mierda con aires de macarra barato.
   Sí tenemos que dar las gracias a algunos medios de comunicación y periodistas que se han ocupado de promocionar el Museo en la medida de lo posible durante estos tres años. La Cadena Ser de León que nos concedió una divertida entrevista por mediación de unos amigos, Es Radio de León cuya mención del Museo en Navidad nos trajo un montón de gente, Javier Pérez Andrés que siempre que la agenda se lo permite viene a vernos, Paco Riancho, que ha promocionado el Museo en Cantabria a través de sus artículos, Televisión de Castilla y León a través de los Informativos, el Diario El Mundo y en general todos los que comparten a diario nuestras fotos y contenidos en las redes sociales, en sus blogs o en sus foros, han contribuido a que esto siga adelante. Pero lo más importante, sin menospreciar en absoluto lo anterior, ha sido la publicidad que nuestros clientes han hecho de nosotros. Uno ha traído a otro y así.
   Vamos a seguir adelante a toda velocidad y vamos a seguir ayudando, en nuestra pequeña medida y siempre que la salud lo permita, a poner la Provincia en el mapa. Ya sabemos que hay gentuza que no está por la labor pero a esos solo les pedimos una cosa....al menos no molesten.

Un saludo a todos.

La dirección.